top

nunca me llaman del paro

La razón por la que nunca llaman del paro

“Llevo apuntado dos años en el paro y nunca me han llamado para nada”.

Sin duda es un reproche que los trabajadores de los servicios públicos de empleo hemos escuchado en multitud de ocasiones, y desde luego se trata de una realidad. ¿A que se debe?

La mayoría de los servicios públicos de empleo, “el paro”, como se les conoce de forma coloquial, cambiaron su método de funcionamiento durante los peores años de la crisis económica. En esa época las oficinas se vieron desbordadas por el número de desempleados inscritos, a lo que se sumó una importante reducción en la contratación de empleados públicos, por lo que el sistema público de empleo devino incapaz de atenderlos a todos mediante los procedimientos que se estaban llevando a cabo hasta entonces.

Básicamente, se pasó de un sistema en el que el sujeto activo eran las oficinas de empleo, que llevaban de la mano al usuario,  a otro en el que se exige una actitud mucho más activa al ciudadano desempleado, que es el que debe iniciar el proceso.

El sistema parte de la búsqueda activa de empleo del usuario, que debe mostrar su interés sobre las ofertas de trabajo y los cursos de formación. Por ello, si no realiza más acción que inscribirse en el servicio público de empleo, no recibirá oferta alguna, ni de empleo ni formativa. Quedan excluidas de este procedimiento aquellas que sean consideradas de difícil cobertura, en las que la oficina puede realizar un sondeo de usuarios con perfiles adecuados y enviarles un aviso.

¿Y en qué consiste una búsqueda activa de trabajo?

1.-Asegurarte de que los datos de tu demanda, aquellos que configuran tu perfil laboral en el servicio público de empleo, están recientemente actualizados.  Consiste en una serie de datos personales y profesionales relevantes para su búsqueda de trabajo, a modo de currículum vitae.

Comprueba que consta tu experiencia profesional, con una descripción detallada de las tareas que realizaste en cada puesto de trabajo, y las fechas de entrada y salida. Repasa tu formación, y cerciórate de que aparecen tus títulos académicos, así como los cursos más relevantes para tu empleabilidad.

Si ves que faltan datos en el expediente, solicita cita en tu oficina, y aporta los documentos que los acreditan. Muchos servicios públicos de empleo, como el SERVEF, ofrecen la posibilidad de completar on-line la demanda, remitiendo copia del certificado o justificante.

2.-Apúntate a las ofertas de trabajo de la web del servicio público de empleo. Una vez el usuario se inscribe en una oferta, es cuando se remiten a la empresa los datos de su demanda, en los que consta su perfil profesional.

El interesado puede adjuntar también su cv en formato .pdf, algo que resulta muy conveniente, ya que de este modo le llega al empresario un cv totalmente personalizado, y de paso así el usuario acreditada unas serie de  competencias informáticas muy demandadas por el mercado laboral.

Para comprobar que el interesado posee los requisitos que se exigen la oferta de trabajo, el sistema los cruzará con los datos de su demanda de empleo, de ahí la importancia de que ésta se encuentre en todo momento actualizada.

3.-Inscribirte en los cursos del servicio público de empleo. Se trata de una oferta formativa de carácter gratuito, que posibilita la obtención de certificados de cualificación profesional y la realización de programas mixtos de empleo y formación en colaboración con las entidades locales, pero que requiere que el ciudadano desempleado cumpla una serie de requisitos para poder ser beneficiario de la misma.

4.- Pide cita con los servicios de orientación laboral

El sistema actual de políticas activas de empleo exige que el ciudadano que está “en el paro”  inicie el proceso, lo que implica generalmente poseer unos conocimientos básicos en informática e internet, ya que esa interacción se encauza generalmente a través de una página web o una aplicación móvil.  Tal vez ese sea el principal obstáculo que genera este método.

No es un sistema exento de defectos, y desde luego cuenta con las limitaciones inherentes al mercado laboral actual, que demanda unos perfiles laborales muy concretos. No obstante, ante cualquier duda o problema con los cursos o las ofertas de empleo,  no dudes en solicitar cita con los servicios de orientación laboral de las oficinas de empleo. Allí recibirás una atención personalizada, y ayuda en el diseño de tu estrategia de búsqueda de empleo.

 

, , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario