top

emprender-negocios

Mantener el trabajo mientras lanzas tu propio negocio

En un mundo ideal podrías estar trabajando y despedirte cualquier día e iniciar tu negocio. Desafortunadamente ésta no es una realidad viable para muchos emprendedores que quieren tener éxito. Quizás tienes una familia que mantener, estás pagándote la carrera, te ahoga la hipoteca, el alquiler, o simplemente tu actual trabajo te permite una vida cómoda. Sea como sea, y aunque te animen a dejar tu trabajo, para muchos puede suponer dejar de poner un plato de comida sobre la mesa.

Pero, ¡no desesperes! Es posible (al menos para algunos) mantener el trabajo a tiempo completo y ser emprendedor. Si preguntas a emprendedores con éxito, muchos de ellos coincidirán en esa circunstancia común cuando empezaron su propio negocio. Nosotros mismos, el equipo de TeOriento, cuidamos este proyecto mientras mantenemos nuestro actual trabajo. Y muchos emprendedores, como nosotros mismos, han empezado auténticas compañías en sus casas. A lo mejor tampoco tienes porqué seguir trabajando a tiempo completo y puedes reducir a media jornada, aprender a aprovechar mejor tu día a día, o directamente dejar hobbies innecesarios para dedicarlos a esa nueva aventura. Seguro que al principio cuesta, pero la satisfacción después es enorme.

En definitiva, mantener el trabajo y tu propio negocio simultáneamente no es un milagro, sino sinónimo de eficiencia. Te proponemos a continuación una serie de estrategias para conseguir realizarlo con éxito:

1. Valora siempre tu trabajo actual

No importa que clase de trabajo tengas, considéralo casi como una bendición y no como un castigo. El trabajo no te está reteniendo sino manteniendo. Necesitas el salario que recibes, o de otra manera no tendrías suficiente dinero para vivir y/o mantener las cosas que tienes. Considérate afortunado si recibes ese dinero porque, en un futuro, muchos inversores querrán que lo inviertas en ti mismo.

2. Planifica bien tu día a día

Puede sonar impresionante escuchar cuando alguien te dice que trabaja más de 40 horas a la semana, pero ¿a la larga es eso realmente sano? Muy pocas empresas/proyectos de los que aparecen actualmente siguen esa estrategia. Son las pequeñas cosas y la constancia del día a día lo que hace funcionar un nuevo proyecto. Evita las distracciones, concéntrate en tu trabajo, y concédele tanto a tu trabajo actual como al que estás emprendiendo la atención que se merecen.

3. Maximiza tu tiempo

Todo el mundo dispone del mismo tiempo. Quizás mantener el trabajo que tienes actualmente te ocupa más de 40 horas semanalmente, por lo que… ¡no te queda más remedio que ver como aprovechar al máximo el resto de horas! Dormir y realizar un poco de ejercicio debe ser una prioridad. Durmiendo 8 horas cada día y haciendo al menos semanalmente 2 horas de ejercicio, todavía te quedan unas 70 horas cada semana para dedicárselo a tu nuevo proyecto. Los emprendedores con éxito buscan aprovechar al máximo el tiempo, no desean tener más.

4. Considera tu trabajo como una motivación

Hay muchas maneras de lograr sacar el máximo rendimiento en tu trabajo para tu propio negocio. Rodéate de grandes profesionales y aprende de ellos, escucha los consejos que te puedan ofrecer, detecta posibles inversores e interioriza los errores que cometas tú o los demás y sírvete de ellos como experiencia. En definitiva, tu trabajo será un ensayo de cómo querrás hacer realmente las cosas. Cuanto más necesites llevar a cabo tu idea, mejor lo harás.

5. Apóyate en otras personas

Ya sabes cuánto vale tu tiempo. ¿Te has planteado la posibilidad de contratar a alguien para que haga aquello a lo que tu no llegas? Podría hacerlo mejor, más rápido y en definitiva ganar más dinero durante ese tiempo.
Un buen empresario sabe cómo sacar el máximo partido a cada situación y a los recursos de los que dispone. Ésta debe ser la habilidad que debes perfeccionar. Averigua cómo puedes aprovechar mejor tu tiempo y ya verás cómo repercute de manera notable en tu día a día.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario