top

ventajas e inconvenientes de hacerse autonomo

Hacerse autónomo: Ventajas e inconvenientes

Ante la imposibilidad de encontrar un empleo estable y suficientemente remunerado, muchos trabajadores provenientes de profesiones liberales (especialmente del sector de la construcción y del transporte por carretera) que antes prestaban sus servicios en régimen de contratación por cuenta ajena, se plantean abrir un negocio propio y convertirse en pequeños empresarios. Es lo que ahora los medios especializados gustan llamar “emprendeduría”, o más finamente “entrepreneurship”.

Y la figura jurídica por excelencia para poner en marcha una actividad económica, con el objeto fundamental de conseguir con ello una ocupación o puesto de trabajo, es la del autónomo (el régimen especial de autónomos).

Vemos como desde las instituciones públicas se anima a los ciudadanos que buscan un empleo a subirse al tren del emprendimiento, a la vez que se presenta al autónomo como solución mágica a los altísimos índices de desempleo de este país.

¿Pero es oro todo lo que reluce? Desde luego, constituir una empresa, “poner un negocio”, puede sacarnos de la cola del paro, y abrirnos un próspero futuro profesional, pero también hacernos perder mucho dinero, y traernos más penas que alegrías. Veamos qué poner en la balanza:

Entre las ventajas de hacerse autónomo podemos contar las siguientes:

-Ventajas personales

1.-LA AUTONOMÍA; ser tu propio jefe. Trabajar para uno mismo, desarrollando nuestras propias iniciativas y proyectos, sin estar sometido a ningún otro poder de dirección y organización que el derivado de la legislación aplicable.

2.-AUTO-REALIZARSE; Sin duda, la actividad empresarial goza de mayor prestigio social y reconocimiento profesional que la del trabajador contratado por cuenta ajena.

3.-SATISFACCIÓN PERSONAL por el trabajo bien hecho, por haber alcanzado las metas y los retos propuestos a través de una buena organización y un buen servicio a los clientes.

-Ventajas Profesionales

1.-Posibilidad de conseguir GRANDES INGRESOS; el beneficio empresarial es potencialmente muy superior al de un asalariado, que ve limitadas sus retribuciones a la cada vez más menguante nómina mensual
2.-Es la manera más rápida, SENCILLA y ECONÓMICA de dar de alta un negocio; No hay obligación de inscripción en el Registro Mercantil, ni aportaciones a capital social.

3.-Hacerse autónomo supone un ALTA EN LA SEGURIDAD SOCIAL, y por lo tanto, una cotización que computa para la jubilación, cuya cuantía dependerá de la base que elijamos.

4.-El autónomo, al ser un empresario individual, mantiene el CONTROL TOTAL y la gestión integral de la empresa bajo su autoridad.

Los inconvenientes que debemos tener en cuenta:

-Desventajas personales:

1.-Sentirse a veces en SOLEDAD, y no saber con quien compartir los problemas, éxitos y proyectos que surgen durante la actividad de la empresa. En cuanto a esto, existen foros especializados en la red, donde los pequeños empresarios y PYMES pueden poner en común sus problemas, y las posibles soluciones.

2.-Tener que realizar POR UNO MISMO todo tipo de actividades de gestión, comerciales, fabricación y producción, prestación de servicios, etc., ya que normalmente el autónomo no dispone de suficientes recursos para contratar personal administrativo o de apoyo.

3.-Dedicar a la actividad de la empresa TODO NUESTRO TIEMPO de trabajo, e incluso de ocio, con el coste familiar y de amistades que ello supone.

-Desvantajas Profesionales:

1.-La más importante, es que todo el riesgo que conlleva crear un negocio, recae en este caso sobre su creador; Al no existir diferencia entre el patrimonio empresarial y el personal (a diferencia de  las sociedades), el emprendedor responde con sus bienes presentes y futuros ante las deudas con terceros.

2.-Si el volumen de negocio es importante, la empresa puede estar sometida a tipos impositivos elevados, ya que la persona física (el autónomo), tributa por tipos crecientes cuanto mayor es su volumen de renta (a diferencia de las sociedades).

3.-Las sociedades suelen ofrecer una imagen más profesional ante las entidades financieras y los distintos agentes del mercado: clientes, Administración y proveedores

4.-La contratación de familiares se encuentra limitada por la legislación; deben darse de alta como autónomos colaboradores.

5.-Escasa cobertura social por cese de actividad: el acceso a las prestaciones por desempleo desde el régimen de autónomos resulta muy insuficiente y excesivamente complejo.

6.- Si se ha elegido la base mínima de cotización a la seguridad social (cosa que suele ocurrir), la pensión por jubilación será sensiblemente más baja que la de un trabajador por cuenta ajena (unos 460 euros menos de media).

Viendo los pros y los contras de darse de alta en el régimen especial de autónomos…¿quieres embarcarte en esta aventura? Te decimos los pasos.

, , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario