top

errores que no debes cometer en la búsqueda de empleo

5 Errores que no debes cometer en la búsqueda de empleo

El mercado laboral es complicado, los perfiles de las ofertas de trabajo son muy cerrados, y eso hace que  encontrar un nuevo empleo requiera de un proceso de búsqueda complejo, siendo necesario esfuerzo, constancia y dedicación.

En esas circunstancias, si no se planifica la búsqueda de trabajo, es fácil frustrarse, y perder la motivación. Entonces buscar un empleo se vuelve un mero trámite en el que pocas esperanzas se tiene, toda acción se torna en obligación, y se empieza a cometer errores.

Esa desgana y falta de confianza va filtrándose poco a poco en el proceso de búsqueda,  haciendo que se pierdan posibilidades de encontrar empleo, especialmente si la proyectamos en la entrevista de trabajo.

Casi todos los errores que a continuación vas a ver, tienen su origen en el fallo más importante; una búsqueda que se inicia sin una estrategia definida, que acaba llevándose por delante la motivación y con ella las expectativas de éxito.

 

1.-Un currículum poco elaborado

Recuerda que el empresario no conoce tus competencias profesionales, ni tus cualidades personales, y el único modo que tiene de hacerlo es a través de tu currículum vitae.

Habrás oído que la primera impresión es la que cuenta en una entrevista de trabajo, pues lo mismo ocurre cuando el seleccionador de personal tiene en su mano un cv. Si contiene errores,  resulta difícil de leer, su presentación es descuidada o el formato no es elaborado, la imagen que transmite es de poca profesionalidad.

Confeccionar un cv visualmente atractivo y que proyecte todas tus habilidades profesionales no es sencillo. El problema suele aparecer cuando se hacen malabarismos para que todo quepa en una página, porque se tiene la intención de presentar un mismo tipo de cv para todas las ofertas de trabajo.

Debes personalizar tu cv, incorporar elementos originales que te diferencien del resto, y eso exige adaptarlo a los diferentes perfiles laborales a los que optas.

La fotografía juega aquí un papel fundamental, y debe responder a los mismos principios que el resto de tu cv; si no es fiel reflejo de tu profesionalidad, mejor busca otra.

Si necesitas más consejos sobre cómo confeccionar un buen currículum, pincha aqui.

 

2.-Cartas de presentación impersonales

La carta de presentación debe adaptarse a cada oferta de trabajo, y a cada empresa en la que se presenta, ya que debe convencer al seleccionador de que reúnes unas habilidades profesionales y personales que te diferencian del resto y te convierten en el candidato ideal.

Con una carta poco elaborada, confeccionada mediante un copia y pega, y que se limita a repetir el contenido de tu currículum, difícilmente conseguirás un resultado positivo.

Si necesitas más consejos sobre cómo redactar una buena carta de presentación, pincha aqui.

 

3.-Actitud equivocada en la entrevista de trabajo.

La entrevista de trabajo te va a brindar la posibilidad de convencer al seleccionador de tus cualidades para desempeñar las tareas del puesto de trabajo ofertado. Es una gran oportunidad que no puedes desperdiciar, y no hay mejor manera de aprovecharla que preparándote a consciencia la entrevista.

De esa forma no cometerás estos errores:

-Plantear un discurso centrado en ti mismo, en tus habilidades, logros y capacidades, sin conectarlo con lo que las mismas pueden aportar a la empresa, a su producto y a su crecimiento.

-Mostrarte falto de entusiasmo, poco motivado por trabajar en la empresa, negativo en cuanto a tu futuro y posibilidades de encontrar un empleo.

-No llevar estudiado un discurso que ensalce tus logros profesionales y puntos fuertes personales al que recurrir, te llevará a ser sincero en cuanto a las debilidades.

-No caigas en mostrar que un buen sueldo es tu principal motivación para trabajar; no saques ese tema abiertamente en la entrevista de trabajo.

Falta de adaptación al puesto o a la empresa: El seleccionador de personal busca candidatos capaces de adaptarse a las condiciones de trabajo de la empresa, y a los cambios que pudieran producirse (horarios, funciones y ámbito geográfico).

Imagen inadecuada; Resulta esencial investigar sobre la empresa y el puesto al que aspiras. Así conocerás, no solo las condiciones de trabajo, sino las costumbres de la empresa, entre las que se encuentra el grado de formalidad a la hora de vestir.

Si necesitas más consejos sobre cómo afrontar con éxito la entrevista, pincha aqui.

 

3.-Búsqueda pasiva;

Consecuencia de iniciar la búsqueda de empleo sin planificación y de forma desorganizada. Es esencial establecer una estrategia, tener claro a qué ofertas de empleo optar de forma preferente, dónde se encuentran éstas, a través de qué medios llegar a ellas, qué recursos emplear, y qué perfil profesional desarrollar a través de nueva formación para tener éxito.

De lo contrario, se cae en el error de limitarse a remitir el cv a anuncios de forma indiscriminada, sin ningún criterio, y dejando de lado la autocandidatura.

Una búsqueda proactiva consiste en programar la búsqueda de empleo, estar siempre alerta a las oportunidades de trabajo, anticiparse a los movimientos de la mayoría, hacer networking en las redes especializadas, compartir información y participar  en ellas activamente, sin descuidar el seguimiento posterior de las candidaturas, ni la red de contactos personales.

Si necesitas más consejos sobre cómo buscar un empleo, pincha aquí.

 

4.- No utilizar todas las herramientas disponibles

Cuentas con diversos recursos en tu búsqueda de empleo, como los portales web de intermediación laboral, las redes sociales profesionales, o los servicios públicos de empleo.

Es cierto que la gran mayoría de las ofertas de empleo se cubren sin que éstas lleguen a ser publicadas en internet, pero eso no quiere decir que debas olvidarte de la Red a la hora de buscar un empleo. Se trata de una herramienta muy útil, que además te servirá para adquirir las competencias profesionales que requieren los procesos de selección. No desperdicies ninguna vía que te ofrezca información sobre puestos vacantes.

Si necesitas más información sobre recursos para buscar un empleo, pincha aquí.

 

5.- No limpiar los perfiles de las redes sociales

Cada vez resulta más normal que el proceso de selección se lleve a cabo a través de las redes sociales profesionales, y se extienda al resto.

Se trata del llamado Reclutamiento 2.0, donde la información sobre las capacidades y competencias profesionales de los candidatos se obtienen de sus perfiles publicados en internet, pero también en el que se indaga acerca de los detalles más personales de los aspirantes. Por ello te recomiendo que limpies tu Facebook y Twitter de fotos, comentarios y publicaciones que puedan resultar conflictivas, o poco profesionales.

Si quieres saber cómo usar Linkedin para buscar un empleo, pincha aquí.

 

, , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario