top

entrevista de trabajo

La Entrevista de Trabajo ¿Y si me preguntan sobre el sueldo?

¿Cuánto sueldo te gustaría ganar? ¿Qué nómina aceptarías?

Son muchas las personas que nos expresan su temor a la hora de responder a esta pregunta fatídica en una entrevista de trabajo. Y es normal, pues se trata de un momento crítico, muy comprometido e incómodo, y una respuesta equivocada nos puede hacer perder muchos puntos.

Te has preparado a conciencia la entrevista de trabajo, porque la oferta de trabajo te interesa, y llegado el momento, todo transcurre bastante bien, has mantenido los nervios a raya y no has metido la pata…¡perfecto! Pero vas viendo que se acerca el momento de entrar en el bloque de las condiciones laborales, y allí, seguro que te espera escondida para saltar sobre ti la temida pregunta: ¿Cuánto te gustaría ganar en este puesto de trabajo?

Consejos para tu Entrevista de Trabajo:

1. Muéstrate tranquilo y confiado.

No denotes nerviosismo ante la pregunta, y trata de no hacer los gestos que muestran ansiedad, como movimientos repetitivos de pierna, jugueteo con objetos, repiqueteo de los dedos, o tartamudeo. Te ayudará mucho ser consciente de que llevas bien preparada las posibles respuestas a esta pregunta.

2. Realiza un trabajo previo de investigación.

Infórmate del salario medio del puesto de trabajo al que optas, a través de amigos o contactos que trabajen en la misma empresa o que ocupen puestos de responsabilidad semejante. También puedes recurrir a consultar el convenio colectivo del sector, donde aparecerán las retribuciones actualizadas de todos los puestos de trabajo, por categorías profesionales. Contar con esa información es jugar con ventaja, no lo dudes.

3. Nunca des una cifra exacta de lo que quieres ganar.

El objetivo es no cerrar la puerta a puestos de trabajo de inferior remuneración, ni perder la posibilidad de conseguir un sueldo más elevado. Ofrece siempre un intervalo, un margen de cifras, razonando la respuesta en los datos que obtuviste en tu investigación sobre la empresa.

4. Euros brutos/año.

Ten en cuenta que el entrevistador espera cifras en bruto al año, por lo que no es recomendable hablar de mensualidades, ni del número de pagas al año. Es complicar la entrevista, y tienes más posibilidades de meter la pata. Cuando te pregunten, recuerda: debes expresar la cantidad en euros brutos al año.

5. Tu interés es el puesto.

Céntrate en demostrar tu interés por el puesto de trabajo, y por las funciones que vas a desarrollar, no en las retribuciones que esperas percibir. Es el momento de reiterar tus puntos fuertes como trabajador, tus competencias, habilidades y logros profesionales; aquello que tú podrías aportar a la empresa, y que es lo que te diferencia del resto de candidatos.

Ante dos aspirantes con similar formación y experiencia, el entrevistador se decantará por aquel que muestre más motivado por trabajar en la empresa. Por eso es fundamental centrar la atención del reclutador en nuestra capacidad para desempeñar con éxito las funciones del puesto de trabajo, y en nuestra especial motivación por ocupar ese empleo. Por mucho que lo necesitemos, no resulta positivo reflejar que nuestra principal motivación es la económica.

6. Demuéstrate responsable.

Es importante que te muestres ante el entrevistador como un trabajador polivalente, capaz de ocupar con solvencia puestos de responsabilidad, como jefe de grupo o encargado, pero también dispuesto a desempeñar puestos de trabajo de menos peso en la empresa. Es un buen argumento justificar las retribuciones que esperas percibir en la responsabilidad que conlleva ese puesto de trabajo.

7. No se trata de “cerrar una negociación”.

No es momento de negociar el sueldo que esperas percibir. Si finalmente resultas elegido, siempre tendrás tiempo de declinar amablemente la oferta.

Un consejo: Recuerda dejar claro que tu principal motivación no es el dinero, y que nunca resulta positivo dar pena, así que no digas frases como; “aceptaría ya cualquier retribución, aunque fuese baja, porque con el tiempo que llevo sin trabajar, necesito el dinero como agua de mayo”. Eres un magnífico profesional; destaca tus habilidades en todo momento, sé sincero y cercano, y así conseguirás que esta temida pregunta pase desapercibida para el entrevistador ¡Confía en ti mismo!

, ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario