top

empleos estafa

6 tipos de estafas en la búsqueda de trabajo

Las millones de personas que buscan trabajo a través de internet se han convertido en blanco de estafas y fraudes, porque parten de una situación de desventaja; su necesidad de encontrar un empleo.

Como orientador laboral, intento que la gente sea consciente de que el mundo virtual guarda muchas oportunidades formativas y de trabajo; insisto una y otra vez en que el mercado laboral evoluciona rápidamente hacia el llamado reclutamiento 2.0, donde la marca personal y la visibilidad en la red serán determinantes, y de ahí la importancia de adquirir competencias informáticas para ganar autonomía y solvencia en el proceso de búsqueda de empleo. Quedarse en el lado pobre de la brecha tecnológica española supone iniciar el camino con muchísimas menos posibilidades de alcanzar la meta, pero…¿qué riesgos supone adentrarse en internet para encontrar trabajo?

Riesgos de buscar trabajo en internet

Lo primero que hay que tener en cuenta es el objetivo de los estafadores: obtener dinero, información financiera o información personal del candidato que posteriormente será revendida a una tercera persona.

Lo segundo, es tener claro el tipo de gancho que suele emplearse, el cebo con el que frecuentemente tientan al que busca un empleo en la red: el trabajo perfecto. Hablamos de un puesto de trabajo muy accesible, en el que no se exige poseer una titulación específica, o carnets profesionales, ni años de experiencia profesional, y que promete una rápida y jugosa remuneración. Si además anuncia que puedes trabajar cómodamente desde tu casa, y el castellano que utilizan no es muy correcto…sospecha.

La meta final de todo estafador es conseguir tu dinero, bien a través de ingresos voluntarios, bien a través de la obtención de claves y contraseñas (el llamado phishing), por lo que nunca debes realizar transferencias sin haber firmado previamente un contrato de servicios y haberte informado sobre la seriedad de la academia, y desde luego, jamás facilites claves bancarias a nadie, por mucho que te aseguren que se trata del procedimiento normal.

Las estafas son cada vez más elaboradas; vamos a ver los timos más extendidos en la búsqueda de trabajo mediante internet:

1.-Teléfonos de información:

Tras llamar la atención con la oferta perfecta, si el interesado quiere información de cómo enviar su currículum, o sobre las condiciones del puesto y los requisitos del proceso de selección, le remiten a un teléfono de tarificación adicional (suele ser un 806). Otras veces el teléfono que aparece es normal, pero al llamar salta una grabación que nos remite al especial, donde cada minuto puede llegar a costar 1,53 euros.

2.-Envío de SMS:

Envío de uno o varios SMS como forma de contacto que no serán respondidos por la empresa responsable del supuesto proceso de selección, y que además, supondrá darse de alta en un servicio de mensajes que mensualmente tu compañía cargará a tu cuenta, y que fácilmente puede suponer un gasto de 40-60 euros al mes.

3.-Cursos estafa:

Siempre son los cursos que más demanda el mercado de trabajo, como el de carretillero, el CAP de transporte de mercancias, o el de embarque en buque. Frecuentemente, buscando una mayor credibilidad, aparecen respaldados por logos oficiales (universidades, servicios autonómicos de empleo, o del SEPE) que realmente nada tienen que ver con estos cursos. Son fácilmente identificables porque lo primero que nos van a solicitar es efectuar un fuerte desembolso de dinero antes de recibir el curso (en algunos casos de miles de euros). Además, suelen venir acompañados por la promesa de una segura contratación tras su finalización, la cual nunca se poducirá, evidentemente.

4.-Venta piramidal:

Aquí el gancho es la promesa de copiosas ganancias, para lo cual el interesado deberá adquirir previamente un lote de productos, para luego revenderlos. No hay aquí relación laboral alguna, ni alta en la seguridad social, por lo que la persona corre con todos los riesgos, y si no logra vender lo comprado, perderá toda la inversión.

5.-Gastos de tramitación varios:

Se trata de la estafa más elaborada. Citan al candidato en unas oficinas, todo muy bien representado, y tras una rápida selección, requieren el pago de una tarifa por adelantado para cubrir costes como trámites administrativos o certificados médicos. Es especialmente frecuente en trabajos en el sector de la construcción en el extranjero.

6.-Scam bancario:

O también llamado trabajo desde casa realizando operaciones bancarias, “de forma cómoda y con altos beneficios para el empleado”. Al supuesto empleado se le exige disponer o abrir una cuenta bancaria. El trabajo consiste en recibir trasferencias a esa cuenta para su posterior reenvío al extranjero, pero en realidad lo que se produce es el blanqueo de dinero obtenido gracias a otros negocios ilegales. Otra variedad consiste en “contratar” a una persona para un determinado servicio, y pagarle con cheques falsificados de cuantía superior a la nómina. Se le solicitará luego al trabajador que ingrese en otra cuenta el dinero sobrante.

Buscar trabajo a través de internet supone renunciar a una parte de nuestra intimidad, ya que muchos de nuestros datos personales se convertirán en públicos, pero si estamos atentos, por lo menos no nos costará un disgusto.

, , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario