top

datos personales en internet

¿Pierdes tu intimidad cuando buscas trabajo?

Si buscas trabajo, desde cualquier servicio de orientación laboral te recomendarán que crees tu marca personal en internet, que amplies tu red de contactos, y que te inicies en el mundo del networking interactuar con los diferentes agentes de intermediación del empleo multiplicará tus posibilidades de encontrar un empleo. Internet y las redes sociales profesionales son ya herramientas fundamentales a la hora de buscar trabajo, pero adentrarse en ellas supone sacrificar una importante porción de nuestra intimidad.

Es sencillo comprobarlo, basta con escribir en cualquier buscador nuestro nombre y apellidos para ver cómo seguidamente aparecen multitud de datos personales como el dni, teléfono, fotos, e incluso direcciones completas de residencia.

Resguardar nuestra intimidad en la red tal vez sea una batalla perdida de antemano para cualquier persona que busque activamente un empleo; la inscripción en portales de búsqueda empleo, el alta en las redes sociales, o el envío de una instancia para opositar a un empleo público, conlleva la cesión de muchos de nuestros datos personales, que pasan a ser objeto de mercadeo; mercancía que se vende y se compra.

Y es que para las empresas, especialmente las que operan activamente en internet, resulta esencial contar con una base de datos fiable que contenga miles de perfiles de usuarios; potenciales consumidores de sus productos a los que ofrecer directamente sus servicios a través del correo electrónico, en forma de sms, o de banners publicitarios que aparecerán sin importar la página web en la que nos encontremos.

Pese a todo, Internet es esencial como herramienta, y aporta multitud de posibilidades de encontrar un empleo, por lo que si estamos buscando trabajo, la renuncia a una parte de nuestra intimidad resulta una baja colateral que debemos asumir como necesaria.

Que internet implica “airear” nuestros datos personales es un viejo debate, pero pocas veces caemos en el hecho de que cuando entregamos en papel el currículum desconocemos cuál será el destino de le darán, ni quiénes serán las personas que tengan acceso a nuestros datos personales y profesionales que contiene, que no son pocos.

Aún así, queda en nuestra mano minimizar la circulación de cierta  aspectos personales. ¿Cómo?, vigilando la información que debe contener el apartado de Datos Personales del currículum (Tanto el virtual como en papel).

Desde luego, hay que partir de la idea de que hemos de facilitar que la empresa pueda contactar con nosotros de forma rápida y sencilla. Por ello, es esencial inlcuir en este apartado:

Nombre y Apellidos; Destacado y en negrita.

Correo electrónico; Imprescindible en el siglo XXI, que sea el correo profesional, muy formal, sencillo y fácil de escribir sin equivocarse.

Teléfono móvil; El personal, sin tonos de espera (por favor).

Dirección; No hace falta la dirección completa, con el municipio de residencia bastará; el reclutador sólo quiere conocer cuánto tiempo te costará llegar a tu puesto de trabajo, no el portal donde vives. Y así nos ahorramos que el Mundo conozca esos datos.

-El DNI no es imprescindible, ya que no aporta nada a nuestro perfil profesional, ni facilita un contacto más rápido, y forma parte de esa parte de nuestra intimidad que podemos resguardar.

Links a páginas personales y redes sociales profesionales (como Linkedin); Demuestra nuestro conocimiento del Networking, y nos servirá para dirigir la curiosidad del seleccionador de personal hacia páginas que controlamos (lejos del Facebook).

Además, en este apartado podemos colocar todos aquellos datos que nos interesa que el reclutador vea rápidamente, por ser de importancia a la hora de conseguir un trabajo, como:

Minusvalías; En un momento en el que muchos de los contratos ofertados son para personas con discapacidad igual o mayor del 33% por beneficiarse el empresario de subvenciones a la cuota de la seguridad social, es importante que este dato aparezca en un lugar visible de nuestro cv.

Carnets profesionales; Y habilitaciones para el ejercicio de una profesión, como el CAP de mercancías, el carnet ADR o los de baja tensión y agua caliente sanitaria.

Carnet de conducir: Se valora muy positivamente que el candidato pueda acudir al puesto de trabajo en su coche, sin depender de transporte público o terceros. Además, en muchos sectores, como el comercial, poder llevar un vehículo resulta imprescindible para realizar el trabajo. Con más motivo si disponemos del carnet btp, del C, C+E o el D de autobús.

-En cuanto al estado civil, hijos a cargo, afiliaciones sindicales y políticas y creencias religiosas, deben quedar fuera del currículum, ya que pertenecen a nuestra intimidad. En la entrevista de trabajo hemos de ir con mucho cuidado de no revelar nuestras convicciones más personales cuando estos temas aparezcan en la conversación; no aportan nada a nuestro perfil profesional ni nada dicen de nuestra forma de trabajar.

 

 

 

, , , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario