top

empleo sin experiencia

Buscar empleo sin experiencia laboral

Quizás formas parte de ese grupo de cientos de miles de personas que se encuentran ante una gran paradoja: la búsqueda de empleo sin experiencia laboral. Y es que, actualmente, raras son las ofertas que no apuntan entre sus requisitos fundamentales haber trabajado antes.

Hay que ponerse en el lugar del contratador. Como responsable de un departamento, negocio o empresa siempre vas a querer aspirar al ideal de contratar al “mejor candidato”. Esto, directamente, se traduce en rechazar a aquellos que no te pueden asegurar unos conocimientos adquiridos a partir de experiencias laborales previas, es decir, el común perfil de demandante de empleo sin experiencia. También descartarán a muchos por tratarse de actividades que no tengan que ver con las del contratador. De esta manera, el perfil de aquel que ya tiene “soltura”, “idea” y “manejo” en el sector y/o ámbito laboral automáticamente eclipsará el papel cargado de buenas intenciones que tu puedas ofrecerle.

Hasta aquí nada nuevo. Podemos afirmar que estamos ante una postura lógica y completamente válida dentro del ámbito laboral. Es por ello que este artículo no trata de cambiar la concepción del contratador, sino que pretende dar una serie de orientaciones a aquellos que buscan empleo sin experiencia.

Desde mi más sincera perspectiva, allá van una serie de consejos:

1. Si tienes experiencia, demuéstralo.

Aunque es irónico, muchos son los estudiantes y recién graduados que aún estando mejor formados para ocupar un puesto de trabajo que muchos de los candidatos que  pasan los procesos de selección, son descartados directamente por esta falta de experiencia laboral que recalcábamos al principio del artículo. Y es que, lo cierto es que se trata de eso simplemente: falta de experiencia, pero únicamente experiencia laboral.

Desde hace unos años la educación tanto en las universidades como en grados medios y superiores, ciclos formativos etc. cuenta con un programa educativo basado en el análisis y trabajo de casos prácticos, simulación de situaciones reales y realización de múltiples actividades que se aplican día a día dentro del panorama empresarial actual. ¿Es correcto pues catalogarte como demandante de empleo sin experiencia?

De estas decenas de casos que trabajarás en tu etapa educativa, habrán ciertos trabajos de los que puedas extraer un testimonio y recalcar en tu currículum. No te consideres menos apto por no haber trabajado antes e intenta explicar bien, pero sin extenderte, en qué consistían tus tareas, y qué aptitudes y conocimientos desarrollaste durante la misma. Además ganarás muchos puntos si ésta se ha visto traducida en un documento o portafolio que puedas citar.

Sobre todo defiende tu trabajo y, si tienes la oportunidad de hablar de él ante el entrevistador no pierdas la oportunidad.

2. Desarrolla tu marca personal.

Probablemente no es la primera vez que te encuentras con este consejo, pero… ¿qué ventajas puede ofrecerte ante esta situación? En síntesis, es imprescindible para que el contratador tenga la sensación de no tener delante un currículum igual a muchos otros, sino que vea a una persona diferente, única, capaz de diferenciarse frente al resto y aportar un valor añadido.

¿Y cómo puedo conseguirlo? Afortunadamente no existe una fórmula general válida para todo el mundo, sino que desarrollar tu marca personal significará potenciar tus aptitudes particulares para conseguir los objetivos profesionales que te hayas marcado. Se consciente de dónde estás y a dónde quieres llegar, fíjate unas metas. Desarrolla una estrategia que dibuje tu marca personal. Utiliza  los recursos que te ofrece Internet y, aunque depende del sector en el que te quieras mover,  se consciente de que es habitual que las empresas rastreen tu presencia en Google para cerciorarse de que eres el personal adecuado. Por ello, aparte de contar con una buena reputación online, será importante que trabajes tu presencia en este medio.

3. Nunca te conformes con tu formación actual.

Aprovecha cualquier oportunidad formativa que se te presente y pueda ayudarte a desarrollarte profesionalmente. En Internet encontrarás infinidad de cursos y en todas sus modalidades: on-line, presenciales, gratuitos, de pago, intensivos, de larga duración etc. Por ejemplo, recientemente, se han abierto los plazos de inscripción a los cursos Mooc:  cursos gratuitos impartidos por universidades de todo el mundo y que versan sobre temas muy diversos. Su principal ventaja es que además pueden ser seguidos online, no tienen limitaciones en número de matriculaciones y, como hemos señalado antes, son de carácter gratuito. Si te interesa echa un vistazo a la oferta de este año en el siguiente link.

4. Emprende.

Emprender en el sentido más amplio de la palabra. Sé consciente de tus posibilidades y de lo que te ofrece tu entorno. ¿Nunca te has planteado trasladar a la realidad algún proyecto que tengas en mente? Si tu respuesta es afirmativa y además lo antepones a seguir buscando empleo, habrás emprendido un viaje emocionante. Pese a todo, la situación actual y de manera muy destacada el auge del mundo online te ofrecen una oportunidad única para emprender.

Si te lo estás pensando pero no te atreves a dar el paso, te interesará conocer que el pasado día 28 de marzo se publicó el acuerdo alcanzado entre la Fundación Princesa de Girona e Indra, mediante el cual la Asociación Española de Agencias de Desarrollo Regional (Foro ADR) creaba una nueva plataforma de apoyo a emprendedores: Emprender es Posible. Esta plataforma potenciará a partir de ahora y mediante una serie de acciones, la innovación y emprendimiento en España. Échale un vistazo y descubre tu talento. No tengas miedo a fracasar, piensa que es peor vivir pensando que no lo has intentado.

Finalmente, y si tienes la posibilidad, valora la posibilidad de emprender alrededor de un negocio, empresa o tienda que tenga algún familiar o amigo cercano. Ellos, que te conocen y confían en ti, no te rechazarán porque busques empleo sin experiencia.  Piensa desde tu posición y con la formación que posees qué puedes ofrecerle para mejorar su situación actual. No hace falta, o sí, que aspires a implantarlo de verdad, pero siempre será más fácil adquirir experiencia con una base que exista de verdad ¿no? Te sorprendería la cantidad de gente que por tiempo o por comodidad nunca ha pensado en las ventajas que puede ofrecerle desde una nueva página web, a una nueva estrategia de ventas o un cambio de imagen corporativa. Eso sí, siempre hazlo bajo su confianza y sobre todo con mucha humildad.

, ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario