top

entrevista de trabajo

10 Consejos para tener éxito en la entrevista de trabajo

Lograr concertar una entrevista de trabajo supone un triunfo en si mismo, ya que es la culminación de un largo y laborioso proceso de búsqueda de trabajo.

No obstante, es un momento decisivo, en el que el aspirante se juega conseguir el puesto de trabajo en un encuentro cara a cara que hay que llevar muy preparado, y no cometer errores.

Aquí teneis unos consejos para tener éxito en la entrevista de trabajo.

1- No descuides tu aspecto

Cuida mucho tu apariencia, ya que la forma en que vamos vestidos cuenta mucho sobre nosotros.
No se trata de acudir a la cita necesariamente con traje, como si de una boda se tratase, sino de ir bien arreglado, y causar una buena impresión al entrevistador.
En cualquier caso, nuestra ropa debe transmitir que te tomas muy en serio la cita, porque te importa el puesto de trabajo, y reflejar confianza, seriedad y profesionalidad.

2- Puntualidad ante todo

Llegar a la hora acordada a la cita significa mucho, ya que indica profesionalidad, seriedad y formalidad.
Ser puntual no significa llegar muy temprano al lugar de la entrevista, ya que eso da a entender que te has presentado cuando te ha venido bien, o que no controlas la situación porque estás muy nervioso o ansioso. No hace falta presentarse media hora antes en el lugar de la entrevista; con diez minutos de antelación, es suficiente.

Un consejo; unos días antes de la cita, haz un viaje al lugar donde se va a producir para ver cuál es el mejor transporte público, o la mejor ruta, y averiguar cuánto puedes tardar. Tener controlado dónde se encuentra exactamente la empresa, la ruta para llegar y el tiempo que te va a costar, te ahorrará mucho estrés y ansiedad el día de la entrevista

3- Infórmate sobre la empresa
Acude a internet para averiguar los aspectos más relevantes de la empresa, especialmente su posicionamiento en el mercado, los proyectos que está desarrollando, o su elemento diferencial.

Investigar sobre la empresa y el puesto de trabajo al que aspiras te proporcionará el tipo de perfil profesional que están buscando para la oferta de trabajo, pistas sobre las posibles preguntas que te hará el reclutador, e información para realizar las tuyas al final de la entrevista, y así ganarás ventaja sobre el resto de candidatos.

4- Prepárate bien tu CV

Es fundamental repasar el currículum, asegurándote de que todos los datos son correctos, y que refleja con exactitud tu perfil profesional.

Además, debes estudiar tus puntos fuertes y tus debilidades, para ensalzar los primeros y lograr reformular positivamente los segundos.

5-Atento a tu lenguaje corporal

El lenguaje corpora, tus gestos,  denotan tu estado de ánimo, tus miedos e inquietudes, y también cuentan para el entrevistador.

La llamada comunicación no verbal se divide en Kinésica, que hace referencia a nuestros gestos, postura y movimientos del cuerpo y Proxémica, que refiere a tu forma de desembolverte en el lugar. Cuida ambas, para transmitir seguridad en tus habilidades y capacidades profesionales.

Morderse las uñas, revolverse en la silla, dar golpecitos con el bolígrafo… son pequeñas cosas que debes aprender a controlar. Además, siéntate erguido, sin cruzar los brazos, no realices gestos bruscos, habla pausado y vocalizando, no invadas la mesa del entrevistador con tus efectos personales, ni dirijas la entrevista interrumpiendo continuamente.

6-La actitud importa mucho

La actitud del entrevistador puede variar a lo largo de una entrevista de trabajo, siendo agresivo, o mostrándose cordial, cercano,  distante y silencioso, o por el contrario, ser constante y no variar, pero independientemente del papel que represente, tu conducta deber transmitir autocontrol, seguridad y confianza. No desesperes.

Debes medir las palabras, ciñéndote al discurso general que has preparado antes de entrar a entrevista, reconduciendo las preguntas incómodas personales hacia el terreno de lo profesional, destacando una y otra vez tus puntos fuertes.

Muestra asertividad, manifestando tus convicciones y defiendiendo tus principios de forma educada y argumentada, sin ser agresivo ni herir sentimientos.

7- Prepara la parte técnica

Se trata de utilizar el argot específico del puesto de trabajo, ya que eso denota que eres un experto profesional en la materia. Así, si el puesto es de dependiente, puedes emplear términos como frontear un linial, reponer un linial, o formar una isla.

Para ello, es bueno que refresques tus conocimientos y que demuestres en todo momento que estás capacitado para hacer frente a las tareas que el puesto requiera empleando la jerga y los tecnicismos específicos del sector.

8- Muestra tu valor diferencial

En la búsqueda de trabajo, es vital diferenciarse del resto de candidatos, desde la confección de un currículum original, hasta el día de la entrevista de trabajo.

Para convencer al reclutador de tu idoneidad para el puesto, además de exponer tus capacidades y logros profesionales, y tu especial motivación, deberás mostrarle aquellos valores que puedes aportar a la empresa si te contratan.

9- Haz preguntas

Antes de finalizar la entrevista de trabajo, dispondrás de unos minutos en los que podrás hacer preguntas sobre el puesto o la empresa. Lleva preparadas unas cuantas, como vimos en el artículo de 8 preguntas difíciles en la entrevista de trabajo.

10- Controla tus nervios

La mejor manera de no estar nervioso es presentarte a tu cita con la entrevista bien preparada. Si has estudiado tu CV, y has dedicado tiempo a preparar bien tu discurso lograrás controlar los inevitables nervios, no lo manifestarás, y no te quedarás en blanco ante preguntas complicadas.

 

 

, ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario